miércoles, 18 de octubre de 2017

Puigdemont se instala en el Palau y los GEO de los Mossos ya lo protegen día y noche

La Generalitat ha reforzado el dispositivo de escolta del presidente catalán con contravigilancias del Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite de la policía autonómica


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Palau. (Reuters)

Carles Puigdemont está cada vez más preocupado por su seguridad. Ha enviado a toda su familia fuera de España. El presidente del Govern ha dejado provisionalmente su vivienda en Girona para instalarse en la residencia oficial del Palau de la Generalitat. Además, desde hace unos días, cuenta con un dispositivo de protección reforzada en el que participan agentes del Grupo Especial de Intervención (GEI), la unidad de élite de los Mossos d'Esquadra, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas al operativo.

Hasta ahora, salvo en contadas excepciones, Puigdemont se trasladaba diariamente a Barcelona para atender sus obligaciones desde su domicilio en el municipio gerundense de Sant Julià de Ramis, situado a siete kilómetros al norte de la capital de la provincia. Allí durmió, por ejemplo, la noche anterior al referéndum independentista del 1 de octubre. Sin embargo, ante el rumbo de los acontecimientos, el jefe del Ejecutivo catalán ha preferido mudarse al Palau de forma temporal. En el ala este del edificio, en pleno barrio gótico de Barcelona, se encuentra la Casa dels Canonges (Casa de los Canónigos), la residencia de los presidentes de la Generalitat. En sus habitaciones se alojaron Francesc Macià, Lluís Companys y Josep Tarradellas. Sus sucesores únicamente usaron la vivienda de forma ocasional. Puigdemont ha decidido convertirse ahora en su inquilino.

A esa medida de protección personal se suma el incremento del número de agentes que se encargan de su escolta. Hasta el momento, el núcleo de su dispositivo de seguridad lo conformaban exclusivamente efectivos del Área de Personal, una sección de la policía autonómica integrada por unos 150 funcionarios que se dedica a la custodia de personalidades. Pero la sensación de intranquilidad que experimenta el Govern por su desafío al Estado de derecho ha llevado a los Mossos a redoblar la seguridad de Puigdemont con la incorporación de agentes del GEI, la sección de operaciones especiales del cuerpo.

Se trata de una medida absolutamente excepcional, aclaran a este diario fuentes de los Mossos. La labor de estos efectivos está consistiendo en realizar tareas de contravigilancia para prevenir una posible agresión y, sobre todo, intentar detectar la presencia o seguimientos de agentes de otros cuerpos policiales. Con todo, los efectivos del GEI están específicamente adiestrados para intervenir en operaciones con un alto riesgo de violencia armada, lo que da una idea del horizonte que maneja el Ejecutivo catalán. El Departamento de Interior de la Generalitat, del que dependen los Mossos, ha decidido que la unidad proteja a Puigdemont durante las 24 horas del día.

Agentes del GEI (Grupo Especial de Intervención) de los Mossos d'Esquadra. (EFE)

El refuerzo de la escolta del 'president' también podría tener carácter preventivo. Como reveló este diario, el Ministerio del Interior mantiene desplegados en Cataluña, dentro del contingente de efectivos que ha trasladado desde el resto de regiones de España, a dos comandos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional (una decena de agentes) y dos centenares de miembros del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil, las unidades de élite de ambos cuerpos. El motivo de su envío a Cataluña es reducir al mínimo el tiempo de respuesta en caso de que un tribunal ordene la detención de altos cargos de la Generalitat y el Parlament, y los servicios de esas secciones policiales sean requeridos. Al tratarse de personalidades con escolta, el GEO y el GAR tendrían que intervenir en su arresto.

Las alarmas del Govern ya saltaron el pasado martes cuando Puigdemont compareció en la Cámara autonómica para proclamar la declaración unilateral de independencia (DUI) y suspenderla ocho segundos después. Ante el temor a que el acto pudiera ser interrumpido por las Fuerzas de Seguridad del Estado, el Departamento de Interior blindó el Parlament y el parque de la Ciudadela con decenas de 'mossos'. Agentes armados recorrieron el interior de la sede legislativa y efectivos antidisturbios rodearon el edificio durante el tiempo que se prolongó la sesión. Asimismo, se establecieron controles en los accesos al recinto.

El GEI fue fundado en 1984 y tiene su base en el complejo Egara, el cuartel general de los Mossos en Sabadell (Barcelona). En la actualidad, cuenta con unos 40 agentes entrenados para actuar en operaciones de alto riesgo, como misiones de rescate y dispositivos antiterroristas. Disponen del armamento y el material de autoprotección más sofisticado del cuerpo, como fusiles de asalto HK G36, SCAR L y HK MP7 y fusiles de precisión del calibre 308 Winchester y 338 Lapúa Magnum. Como reveló El Confidencial, en mayo de 2016 realizaron una importante compra de fusiles y balas para sus francotiradores. Además, el GEI se mueve en vehículos y furgonetas camufladas de gran potencia y utiliza los helicópteros de la Generalitat.

El pasado enero, la Generalitat sacó a concurso 24 nuevas plazas de ingreso en el GEI justificándolo en la necesidad de ampliar su plantilla por la activación del nivel 4 de amenaza terrorista. Su última actuación se produjo durante la búsqueda del yihadista de la célula de Ripoll que perpetró el atropello masivo de las Ramblas de Barcelona el pasado 17 de agosto. En los últimos años, los miembros del GEI han participado en maniobras conjuntas de formación con los GEO de la Policía Nacional. Los agentes de ambas unidades podrían encontrarse ahora, cara a cara, si un juez ordena la detención de Puigdemont.

El Confidencial

Peligra la candidatura para la Agencia Europea de Medicamentos para Barcelona

La Agencia del Medicamento avala con nota la candidatura de Barcelona

Fuentes del Ministerio de Sanidad aseguran que la tensión política en Cataluña no está afectando a la propuesta

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, junto a Cristina Garmendia y Josep Piqué. MINISTERIO DE SANIDAD

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) considera que Barcelona cumple con nota todos los criterios técnicos necesarios para albergar la nueva sede de la institución europea, que abandonará su ubicación actual en Londres a causa del Brexit. En un informe publicado el pasado 3 de octubre, la EMA ha constatado que la capital catalana está lista para acoger su sede. Fuentes del Ministerio de Sanidad aseguran que la tensión política en Cataluña no está afectando a la candidatura. Ámsterdam, Viena, Milán y Copenhague también han salido bien paradas en este análisis de la EMA.

Apenas unos días después de que la Comisión Europea certificase que Barcelona cumple los criterios técnicos establecidos para hacerse cargo de la EMA, la capital catalana entra en la recta final de la campaña —la decisión la tomará el Consejo de Europa, a puerta cerrada, el 20 de noviembre— con el beneplácito también de la propia Agencia Europea del Medicamento.

Los números que implica la agencia

Trabajadores: 900 personas, junto a sus parejas e hijos (unos 600 niños), que deberán trasladarse allí donde se instale la nueva sede.

Presupuesto: 350 millones de euros.

Ecosistema empresarial: alrededor de la EMA giran unas 1.600 empresas vinculadas a su operativa.

Reuniones internacionales: los encuentros que organiza la EMA atraen a unos 40.000 expertos al año.

La decisión: el Consejo de Europa decidirá el 20 de noviembre.

En un informe donde se analizan el total de las 19 candidaturas presentadas, la EMA valora positivamente todos los criterios técnicos expuestos por Barcelona, desde la ubicación (la Torre Glòries), hasta la capacidad para acoger a las familias de los trabajadores. El traslado de la agencia significaría mover una infraestructura de 900 trabajadores y 340 millones de euros de presupuesto.

“Para garantizar que el organismo siga funcionando y pueda cumplir su misión después de su reubicación, la accesibilidad del nuevos puesto de delegados y expertos y la retención del personal son fundamentales, apoyadas por instalaciones adecuadas”, explica la agencia en su informe. Barcelona cumple todos estos indicativos.

Mas información

En lo que respecta a la ubicación de la institución, el informe sostiene que la Torre Glòries “satisface las necesidades de la EMA para oficinas e instalaciones para conferencias” y cumple con las medidas de seguridad adecuadas. También celebra el plan de reubicación ideado por la candidatura para recolocar la infraestructura de la EMA con el mínimo impacto posible.

El único punto débil del que adolece la candidatura barcelonesa en este sentido, según el organismo europeo, es el tamaño de las salas de reuniones, que tiene estipuladas varias medidas específicas que la Torre Glòries, a priori, no cumpliría completamente.

La EMA también ha tenido muy en cuenta la accesibilidad del lugar elegido —“la cercanía de los hoteles es un factor importante debido a las largas sesiones de trabajo en la Agencia que terminan a última hora de la tarde”, agrega—, la existencia de las instalaciones educativas adecuadas para los hijos de los trabajadores y un acceso adecuado al mercado de trabajo y a la seguridad social para las parejas de los empleados.

La candidatura de Barcelona también cumple todas las expectativas en estos términos y la EMA, que para el informe ha analizado las ofertas oficiales y otra documentación de la que disponía, considera que la propuesta española es lo suficientemente solvente como para que un eventual traslado de la sede a la capital catalana no afecte a la continuidad de las operaciones de la EMA.

La Torre Glòries, iluminada en favor de la Agencia Europea del Medicamento.
La Torre Glòries, iluminada en favor de la Agencia Europea del Medicamento, el pasado 18 de julio. / JOAN PUIG

Además, Barcelona está entre las opciones preferidas por los trabajadores, por lo que la retención del personal de la EMA sería muy alto, según el informe.

La próxima ciudad europea a la que deberán desplazarse los 890 empleados de la EMA puede poner en peligro la continuidad del negocio. Para que sea viable se necesita retener al menos el 65% del personal procedente de Londres. Sobre esa base sólo cinco ciudades -Copenhague, 65%; Milán 69%; Viena, 73%; Barcelona, 79% y Ámsterdam, 81%- pasarían el corte. Si las autorizaciones de medicamentos se retrasan o tienen que detenerse debido a pérdidas ‘masivas’ de personal, porque los funcionarios se nieguen a trasladarse a la nueva sede, la agencia podría experimentar una drástica caída en los ingresos por comisiones. Esto, a su vez, resultaría en pagos más bajos a los reguladores nacionales por el trabajo que llevan a cabo al revisar las solicitudes de nuevas aprobaciones de medicamentos. Las consecuencias financieras se verán agravadas por el costo de reemplazar al personal. Tal déficit tendría que ser compensado con el presupuesto de la UE, según fuentes del Consejo de Administración de la EMA.

Con todo, las candidaturas de Ámsterdam, Viena, Milán y Copenhague, las cuatro mejor aceptadas entre los empleados también, le pisan los talones a Barcelona. Todas ellas, no obstante, fallan también en uno o varios de los requisitos exigidos por la Agencia del Medicamento.

Sin mención sociopolítica

A lo que no hace mención el informe es a la situación sociopolítica de los candidatos. En Cataluña, la tensión por el desafío independentista ha provocado, como daño colateral, el traslado de la sede social a Madrid de la biotecnológica Oryzon y la empresa química Indurken, entre otras.

“La situación política no es un requisito y no lo están teniendo en cuenta”, concretan fuentes del Ministerio en referencia al impacto que pudiese tener la situación política en Cataluña. Las mismas fuentes ministeriales apuntan que cada país tiene sus propios quebraderos políticos susceptibles de afectar a esta decisión y señalan, por ejemplo, que los principales partidos de la oposición en Austria y Holanda son euroescépticos y, una eventual victoria de estos grupos en unas elecciones, también podría poner en jaque la estabilidad en la UE.

Londres ha tenido que ver cómo perdía la sede central de esta organización por el Brexit y ahora es Barcelona, la ciudad mejor posesionada hasta el estallido internacional de la crisis por la independencia, que ve alejarse una gran oportunidad.

La necesidad de hacer ‘lobby’ para ganar

Pese a la buena imagen de Barcelona en lo que se refiere a criterios técnicos, la elección final de la ubicación de la Agencia Europea del Medicamente dependerá, en última instancia, de una decisión estrictamente política. Fuentes del Ministerio que dirige Dolors Montserrat aseguran que, aunque el sistema de votación podría favorecer, a priori, grandes alianzas que no benefician a España —como en Eurovisión—, el hecho de que se presenten un total de 19 candidaturas dificulta los grandes acuerdos.

Por eso el papel diplomático y de lobby que hagan los participantes será determinante en la recta final de la campaña.

En esta línea, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, se reunió esta semana con el ex secretario general de la OTAN y ex ministro socialista Javier Solana, la ex ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia y el ex ministro Josep Piqué, para hablar sobre la candidatura y reforzar la implicación de personalidades de todos los colores políticos para conseguir más votos.

La Agencia Europea de Medicamentos ya está sufriendo la pérdida de valor de la libra esterlina frente al euro desde el voto del referéndum para abandonar la UE en junio de 2016. Esto la obligó a ajustar el presupuesto de 2017 ya recortar actividades no básicas. Ahora está revisando los presupuestos para 2018 y 2019. La decisión de la EMA de publicar una lista clasificada de las preferencias del personal para su nueva sede es un paso inusualmente político. La agencia ha emitido una advertencia de que corre el riesgo de “daño permanente al sistema” si menos del 30% por ciento de los empleados estarían dispuestos a trasladarse. “Esto significaría que la agencia ya no puede funcionar”, señala un portavoz de la EMA.

La crisis soberanista hace que Barcelona pierda opciones de convertirse en la Ciudad Europa del Medicamento. Se está valorando la posibilidad de que recién instalada en Barcelona, esta ciudad pudiera fuera del área de cobertura de la Comunidad Europea que obligaría a emigrar de nuevo a otra ciudad. Desde el Ministerio de Sanidad y la propia Generalitat llevan meses trabajando por conseguir traer a Cataluña y España esta entidad, aunque ya Science/Business, una red de universidades y centros de investigación, da como ganadora a Ámsterdam frente a Barcelona.

martes, 17 de octubre de 2017

Asegurar a irresponsables

Adeslas SegurCaixa deja sin seguro a todos los miembros del Gobierno catalán y al Parlament por su deriva ilegal


SegurCaixa Adeslas rescinde unilateralmente el seguro del Parlament


Apenas horas después del pleno extraordinario en el que el President de la Generalitat suspendió la declaración de independencia, SegurCaixa Adeslas, rescindió de forma unilateral e inmediata el seguro de responsabilidad civil que tenía contratado el Parlament.

La poliza hasta ahora en vigor cubría tanto sl edificio por todo tipo de “riesgos materiales” y la  “responsabilidad y civil de los parlamentarios y empleados".

En una carta enviada al Parlament y registrada el 11 de octubre, la compañía anuncia su decisión y la explica “como consecuencia de la gravísima agravación del riesgo producido por los acontecimientos ocurridos recientemente en Catalunya”. Concretamente habla de la suspensión por parte del Tribunal Constitucional de la ley de Transitoriedad jurídica y sus derivadas.

La aseguradora, controlada por Mutua Madrileña y CaixaBank comunicó su decisión a la Generalitat el pasado día 11, un día después de que Puigdemont declarara y suspendiera la independencia de Cataluña. La póliza ahora rescindida había sido adjudicada a SegurCAixa Adeslas en septiembre de 2016 por un importe de 87.000 euros y cubría los posibles daños sufridos por la Cámara Catalana y sus representantes hasta 2019, es decir durante los tres años que duraba el contrato.

Oriol Junqueras intentó blindar a funcionarios, altos cargos y políticos al servicio de la Generalitat de Cataluñaen previsión del envite político independentista. En abril de este año, la Consejería de Economía y Hacienda adjudicó un nuevo contrato de servicios de seguro de responsabilidad civil a SegurCaixa Adeslas por valor de 261.250 euros al año para proteger a los trabajadores y cargos electos autonómicos «en el ejercicio de sus cargos electos».

Este tipo de seguros son habituales en las administraciones públicas, pero el firmado el 7 de abril de 2017 por Josep Maria Sànchez i Pascual, director general de Política Financiera, Seguros y Tesoro de la Generalitat, dependiente de Economía y Hacienda en manos de Junqueras, también vicepresidente autonómico, incluye distintos puntos que son poco habituales en este tipo de pólizas, según fuentes de las compañías de seguros. Por ejemplo, lo más paradigmático en este caso, es que, según consta en el pliego de prescripciones técnicas que rige la contratación, se incluye entre los asegurados a los «cónyuges legales de cualquier asegurado» si afecta a su régimen de bienes.

Asi el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y todo su equipo de gobierno, los diputados, están ya tomando decisiones sin seguro de responsabilidad civil que proteja su patrimonio. 

SegurCaixa Adeslas, que trasladó su sede a Madrid la semana pasada, también rechazó la petición del ex presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que la póliza le cubriera los 5,2 millones de fianza ante el Tribunal de Cuentas. La aseguradora, tras encargar dictámenes jurídicos, zanjó que el seguro no cubría decisiones de gasto ilegales como es el 9-N. Tras el rechazo a Mas, la aseguradora decidió rescindir el seguro y no afrontar nuevas peticiones de este tipo en el futuro por parte de los actuales dirigentes nacionalistas.

La derrota


El mundo ha entendido quién se dedica a hacer el indio y quién es un Estado con derecho a defenderse

BarcelonaActualizado:
Foto:  El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c) tras su discurso ante el pleno del Parlament el pasado 10 de octubre. (EFE)

Algo me hizo pensar que esta vez podía ser distinto pero el catalanismo ha vuelto a ser derrotado en su apuesta del todo o nada contra España.

Ha perdido porque nunca ha sido mayoritario y ni siquiera en el Parlament dispone de una mayoría sólida para el salto final, como se vio el martes pasado. Tampoco ha sabido convencer a banqueros y empresarios, que huyen en desbandada: y tras la rendición de Ara ningún periódico catalán salvo Avui apoya la independencia. ¿Con qué autoridad puede el independentismo hablar en nombre del pueblo Cataluña si sus estamentos fundamentales le han explícitamente negado su apoyo? ¿Quién podría tomarles en serio sin la prensa ni los empresarios ni siquiera el 50% de los votantes? Pero sobre todo ha perdido por su mediocre articulación política: por su deriva izquierdista, populista, ajena al conocimiento de lo que es un Estado. 


La carta que Puigdemont le mandó ayer a Rajoy no es la de un presidente que quiere guiar a su pueblo hacia la libertad sino la de un listillo de provincias que pretende disfrazar su cobardía de superioridad moral: podía haber respondido la verdad -que no declaró la independencia- y ofrecer diálogo, o podía haber optado por la épica suicida de proclamar su rebeldía. Pero esos tres folios de insultos y chulerías no son creíbles ante ninguna instancia internacional y por mucho furor callejero que provoque el ingreso en prisión de las dos folclóricas de ayer -que hay que recordar que movilizaron a la turba contra las órdenes judiciales- el mundo ha entendido perfectamente quién se dedica a hacer el indio con métodos totalitarios y quién es un Estado de Derecho, con derecho a defenderse y perfectamente democrático.


No ha ganado España, que ha hecho poco y lo poco que ha hecho le ha salido mal. Ha perdido el catalanismo, que una vez más no ha medido bien sus fuerzas ni su talento y se ha presentado ante la Historia con los ripios de un pastelero de Gerona y el plus de afectación que da la repostería –demasiado dulce– de pueblo del interior. De fondo, el cursi manierismo, tan catalán y devastador de más que ganar, querer tener razón.

lunes, 16 de octubre de 2017

Los "Jordis" a la cárcel - Trapero en libertad

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart

A prisión Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, los agitadores del independentismo

La magistrada Carmen Lamela ha acordado dado la medida a petición de la Fiscalía, considera que el asedio a la Guardia Civil no fue una concentración pacífica

La juez ha enviado a prisión sin condiciones a los líderes soberanistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de la ANC y Òmnium respectivamente, los agitadores en la calle del proceso independentista. La magistrada, que ha acordado la medida a petición de la Fiscalía, considera que el asedio a la Guardia Civil no fue una concentración pacífica.

Tanto en su entrada a primera hora de la mañana como su retorno a las 18.00 horas de esta tarde Sánchez y Cuixart han sido recibidos con aplausos por una veintena de diputados y senadores del PdeCAT al grito de 'No esteu sols' (No estáis solos) entre gran expectación mediática. Ellos han respondido con saludos y el puño en alto en señal de victoria.La Fiscalía había pedido prisión para el "mayor" de los Mossos por sedición. También reclama cárcel para los líderes de ANC y Ómnium.

Así lo ha expuesto la juez en el auto por el cual ha acordado la libertad con medidas cautelares para el mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero, y para la intendente Teresa Laplana. Los cuatro han sido citados a declarar por segunda vez tras el nuevo atestado de la Guardia Civil incorporado a la causa sobre los incidentes ocurridos durante registros y detenciones a miembros del Govern que planeaban el referéndum ilegal y la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Como ya hicieran en su primera declaración, los dos acusados se han negado a responder a las preguntas del Ministerio Público. Sànchez ha contestado a su letrado mientras que Cuixart se ha acogido a su derecho de no declarar, según informan fuentes jurídicas.

Según el último atestado de la Guardia Civil, ambos fueron responsables de «alentar a la masa» llamando a la protesta frente a la Consejería de Economía -de donde los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil no pudieron salir en casi 24 horas- y ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Alentaron a las masas

Los testigos han extendido sus declaraciones durante toda la mañana. Han comparecido dos agentes de la Guardia Civil asediados el 20 de septiembre en la Consejería de Economía (Barcelona), cuando desplegaban la Operación Anubis para detener a 14 altos cargos del Gobierno catalán que preparaban el referéndum ilegal del 1 de octubre. También ha expuesto su versión la secretaria judicial que supervisó los registros y abandonó el edificio por la azotea mientras una multitud agitada por las entidades esperaba en la puerta.

Los separatistas han acudido a la Audiencia Nacional representados por su habitual ‘afición’. Han sido, entre otros, miembros de las asociaciones que presiden Jordi Sánchez y Jordi Cuixart y políticos como Beth Abad y Feliu Guillaumes (PdeCat), Ion Inarritu (Bildu) o Bernat Picronell y Jordi Martí (ERC). El contrapunto, de un hombre y su cartel: "golpista, ladrón de libertades".

"Si Rajoy rompe ese diálogo, la responsabilidad histórica será suya", clamaba Jordi Sánchez minutos antes de su comparecencia. "Ninguna rendición y toda la dignidad. Ojalá el Estado español se siente a dialogar", añadía Jordi Cuixart.

Relato de los altercados

"Los días 20 y 21 de septiembre de 2017, en el curso de la práctica de una serie de diligencias de entrada y registro acordadas por el Juzgado nº13 de Barcelona, una muchedumbre de personas se concentró ante los edificios registrados. Dichas concentraciones fueron promovidas por diferentes asociaciones soberanistas, siendo las más destacadas por su capacidad de convocatoria las realizadas por los líderes de Asamblea Nacional Catalana y Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente".

"A través de las citadas convocatorias se hacía un llamamiento, no a una concentración o manifestación pacíficas, sino para la "protección" de sus gobernantes e instituciones, mediante movilizaciones ciudadanas masivas, frente a los lugares donde se estaban llevando a cabo actuaciones policiales. En algunas de ellas se expresaba incluso que las concentraciones que existían eran "para aturar (parar) a la Guardia Civil".

"Estos hechos se produjeron fundamentalmente en Barcelona: en las Consejerías de Economía, Exteriores, Gobernación, en la sede del PSC donde se llegó a agredir a militantes socialistas, en la sede de la CUP y en la imprenta de Bigues i Riells (…) Sin embargo, la actuación más significativa tuvo lugar en la sede de la secretaría general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda, en la Rambla de Cataluña.

"Algunos de los congregados pincharon ruedas y destrozaron diversos coches patrulla de la Guardia Civil. Otros impidieron a los agentes de la Guardia Civil; Cuerpo Nacional de Policía y a los integrantes de la comisión judicial abandonar los edificios tras los registros practicados. Otros manifestantes se sentaron sobre el asfalto delante de los coches y furgonetas de la Guardia Civil para impedir su movilidad. Otros procedieron a empujar a los agentes y a bloquear la salida de un vehículo de la Guardia Civil".

"Miembros de la ANC montaron un puesto para voluntarios, donde podían recoger un chaleco de diferentes colores y donde se organizaban turnos de relevo. Gritaban a los Mossos "no os merecéis la bandera que lleváis" intimidando a la Guardia Civil al grito de "no saldréis". Los responsables de ANC y OMNIUM se erigieron en interlocutores de la concentración, intentando negociar al menos cinco veces con las fuerzas de seguridad. Nunca utilizaron su control para diluir la concentración, planteaban opciones exclusivamente para sus fines políticos.

Jordi Sánchez, presidente de la ANC, se dirigió a los congregados: "El 1 de octubre votaremos, si nos quitan las urnas, las construiremos. Que nadie se vaya a casa, será una noche larga e intensa". Subido en un coche de la Guardia Civil con Jordi Cuixart, llamaron a la "movilización permanente a favor del referéndum y en contra de las actuaciones ordenadas judicialmente para impedirlo".

La magistrada cuenta cómo la secretaria judicial tuvo que salir camuflada entre los asistentes a un teatro contiguo, mientras que las comisiones de registros terminaron de salir a las 07H. "Los manifestantes ocasionaron graves daños en los tres vehículos oficiales de la Guardia Civil valorados en casi 135.000 euros.

"La finalidad inmediata de las personas que protagonizaron los actos estaba orientada a impedir que los funcionarios de la Administración de Justicia y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desarrollaran sus funciones en cumplimiento de la Ley y de las resoluciones judiciales. La finalidad última era conseguir la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana, independiente de España, siendo consciente de que desarrollaban una actuación al margen de las vías legales impidiendo la aplicación del ordenamiento jurídico en su conjunto y, en particular, de la Constitución".

"Durante todo el día, la Guardia Civil pidió de forma reiterada la intervención de los Mossos a través de la intendente Teresa Laplana. Ella respondió que no existía afectación a la seguridad ciudadana y tampoco preveía que la hubiera, ya que no parecía una masa violenta, por lo que no solicitaría la movilización de estas unidades".

Trapero en libertad


Trapero, de paisano, acude a declarar a la AN. | EFE

En relación a Trapero y Laplana, la titular del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional asienta su decisión sobre la jurisprudencia del Tribunal Constitucional: una medida cautelar debe ser "idónea, necesaria y proporcionada en relación con un fin constitucionalmente legítimo". Explica que "lo único que está siendo objeto de investigación hasta el momento son los hechos denunciados por el Ministerio Fiscal, los acontecimientos ocurridos los días 20 y 21 de septiembre en la Consejería de Economía de Barcelona". Los hechos anteriores y posteriores, precisa, no se tienen en cuenta para "determinar en este momento nuevas imputaciones" frente a los investigados.

Carmen Lamela ha recopilado declaraciones de los testigos, conversaciones telefónicas intervenidas con autorización del Juzgado de Instrucción nº13 de Barcelona, informes y reportajes fotográficos de la Guardia Civil sobre los altercados. "Estamos ante hechos muy graves que revisten los caracteres de un delito de sedición dentro de un contexto más amplio, como es la estrategia de actuación con finalidad separatista. Existen elementos que vinculan al Sr. Trapero con esta estrategia" –como el documento de enfoCAT hallado en el domicilio de Jove o las observaciones telefónicas en las que "se vislumbra una actividad de contravigilancia para proteger a determinadas personas frente a la Policía y la Guardia Civil"–"pero la actuación del Sr. Trapero no aparece todavía suficientemente perfilada hasta el punto de poderle vincular a hechos tan gravescomo los que esos días sucedieron, sin perjuicio de lo que pueda determinarse en una fase más avanzada de la investigación.

Trapero ha defendido que actuó en base a las órdenes judiciales y que no actuaron contra los concentrados "al estimar que, dado su volumen, ello podría haber generado una grave alteración del orden público sin consecuencias prácticas". En cuanto al riesgo de fuga, la juez entiende que "debe tenerse en cuenta que los dos investigados tienen residencia y domicilio conocidos y trabajo estable". Sobre la reiteración delictiva, "no se conoce otra clase de actividad anterior o posterior a los días 20 y 21 de septiembre que apoye la actuación de otras personas a favor del movimiento independentista" en relación con Trapero y Laplana.

Josep Lluís Trapero permanecerá en libertad con medidas cautelares. En concreto, con comparecencias quincenales en el Juzgado más próximo a su domicilio, la prohibición de salir de España y la entrega del pasaporte. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había reclamado para él el ingreso en prisión incondicional. La juez Carmen Lamela ha resuelto en los mismos términos en relación a la intendente Teresa Laplana, para quien el Ministerio Público pedía la entrada en la cárcel eludible con el pago de una fianza de 40.000 euros.

Sr Junqueras.....¿No debería explicar porque las empresas se marchan de Cataluña?




Mas de 500 empresas catalanas han mudado su domicilio social en solo doce dias a otros lugares de España en un estado de pánico por parte de sus inversores. Un fenómeno así, obligaría a que el responsable de la economía de la región diera la cara y explicara a todos los ciudadanos que es lo que está ocurriendo.

Dónde está Junqueras? El vicepresidente económico evita dar la cara después de que en solo 12 dias más de 500 empresas se hayan ido de Catalunya. Se le ha visto poner una corona en la tumba del asesino Companys. El se escuda detrás de Puigdemont en todas sus comparecencias. El quiere ser el próximo Molt Honorable, sin tener que dar la cara ni ante el Parlament ni ante los catalanes, en ningún momento.



El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Oriol Junqueras, ha evitado comparecer en rueda de prensa para referirse a la fuga masiva de empresas y bancos desde que, hace 12 días el Banco Sabadell fuese pionero en anunciar su marcha de Cataluña.

Suceda lo que suceda, se consume o no el homicidio a la Constitución, Cataluña es más pobre que hace apenas 15 días, cuando centenares de empresas comenzaron a fugarse de su tierra por la inestabilidad política. Un efecto devastador a medio y largo plazo, como todas las consecuencias económicas de una medida concreta, que la adrenalina independentista todavía no ha reparado. Un efecto ya devastador en el corto plazo para todas aquellas profesiones –notarios, registradores- que certifican a diario decenas de operaciones en Cataluña que generan cada una de las empresas que han emprendido la tocata y fuga. 

Y no hay camino de retorno. No se engañen, cuando Caixabank o Sabadell completan una emisión de cualquier tipo de deuda, ese acto genera riqueza directa en Cataluña. Ahora, esos efectos directos se han trasladado directamente a Valencia o Alicante. El argumentario independentista asegura que las empresas retornarán a Cataluña. Lo mismo dijeron muchos líderes políticos vascos hace décadas ante la fuga de firmas. Los órganos de decisión de BBVA nunca regresaron a Bilbao. Idéntico viaje realizó Iberdrola. Es el inicio de un silencioso movimiento de estructuras que apoyan el cambio social y fiscal, en algunos casos. Estructuras que moverán personas y reestructurarán las organizaciones. Tiempo al tiempo.

Junqueras ha concedido un par de entrevistas a prensa 'amiga' como Catalunya Ràdio o RAC1, para hablar del "poces" pero en ningún caso se ha enfrentado a una rueda de prensa donde medios de todos los ámbitos le puedan hacer preguntas sobre la situación económica catalana. El consejero siempre había asegurado que no habría fuga de empresas.

En este sentido, el PSC, a través de Salvador Isla, exigió que Junqueras "dimita hoy mismo", dado que "más de 500 empresas se han marchado de Cataluña". "Nadie ha hecho tanto daño a la economía catalana como el señor Junqueras", ha lamentado. Con esta frase resume su catastrófico paso por la Consellería de Economía. 

Solo por este hecho.... ¿Debería dimitir, no? 

Los golpistas quieren llegar a Navidad y cobrar la extra



. El president de la Generalitat, Carles Puigdemont (Manu Fernandez / AP)

Puigdemont evita responder a Rajoy y propone mediación y diálogo de igual a igual. 
El president abre un plazo de dos meses para el acuerdo, reclama parar la “represión” y una reunión urgente con el presidente

Ni sí, ni no. El president de la Generalitat, Carles Puigdemont ha evitado responder de forma clara y sencilla el requerimiento enviado por burofax por el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, en que le reclamaba aclarar si hubo o no declaración de independencia. En su contestación, difundida antes de finalizar el plazo otorgado que expiraba a las 10:00 de la mañana de este lunes, el presidente catalán vuelve a ofrecer diálogo a través de una mediación, buscando incluso una plática directa con el presidente Rajoy.

A pesar de la reiteración de la propuesta ya lanzada en su discurso en el Parlament, que pretende una relación de igual a igual con el Estado, Puigdemont propone una reunión urgente con Rajoy y que “las instituciones y personalidades internacionales, españolas y catalanas” que pidieron que suspendieran los resultados del referéndum tengan la oportunidad de explorar el camino de la negociación. Y es que “la prioridad de mi gobierno es buscar con toda la intensidad la vía del diálogo”, asegura.

“La prioridad de mi gobierno es buscar con toda la intensidad la vía del diálogo”

La carta son cuatro páginas, aunque de texto sólo hay dos, y en ella se pone en valor los resultados del referéndum del 1-O, de las últimas elecciones al Parlament de Catalunya, y de las encuestas que señalan que “el 80% de los ciudadanos viene manifestando reiteradamente la voluntad de decidir su futuro político en un referéndum acordado”. Por eso, aconseja a Rajoy que “aceptar la realidad es el camino para resolver los problemas”.

En la misiva, Puigdemont se muestra sorprendido por la carta de Rajoy porque esta venía precedida del planteamiento, justo un día antes en el Parlament, de la “oferta sincera de diálogo”, algo que no hizo “como una muestra de debilidad”, asegura, sino como “una propuesta honesta de encontrar una solución a la relación entre el Estado español y Catalunya”.

Por eso, Puigdemont lanza dos “peticiones”, por un lado “que se revierta la represión contra el pueblo y el Gobierno de Catalunya”, y la segunda, que “concretemos lo antes posible una reunión que nos permita explorar los primeros acuerdos”. El presidente catalán concluye que “reconociendo el problema y mirándolo de cara, estoy seguro de que encontraremos la so

Puigdemont anuncia la apertura de dos meses de plazo en el que “nuestro principal objetivo es emplazarle a dialogar”

Las buenas palabras de Puigdemont van acompañadas de un anuncio que seguramente no agradará a algunos independentistas que exigen con urgencia la proclamación de la república, se trata de la apertura de dos meses de plazo en el que “nuestro principal objetivo es emplazarle a dialogar”, traslada.

En este periodo, el jefe del Govern pretende también dar posibilidad para que “personalidades internacionales, españolas y catalanas que han expresado su voluntad de abrir un camino de negociación, tengan la oportunidad de explorarlo”. De esta forma, el dirigente también quiere, tal y como señala en la carta, despejar las dudas ante la opinión pública sobre cuál es el “compromiso” real de cada una de las partes que así se han expresado en hallar “una solución acordada”.

El Gobierno central sólo sitúa la negociación en el marco del Congreso

La respuesta del president es poco probable que cumpla con lo requerido a pesar de que desde Moncloa, y en el requerimiento mismo, se ha advertido claramente que la respuesta de Puigdemont debía ser clara y sencilla y, de forma afirmativa o negativa. Tal y como ha podido saber La Vanguardia, la única respuesta que esperaban de Puigdemont para abrir las puertas al diálogo er que “no declaró la independencia”.

Según advertían, “una carta o la simple reiteración de su discurso” en el Parlament no frenaría las medidas anunciadas en el requerimiento, por lo que se insistía en “pedir a Puigdemont la respuesta que permitiría poner fin a la tensión de los últimos días y recuperar la convivencia así como el marco legal previo a cualquier diálogo político”. El Gobierno central sólo sitúa la negociación en el marco del Congreso.


La carta de Puigdemont a Rajoy
La carta de Puigdemont a Rajoy (LVD)

La carta de Puigdemont a Rajoy